Como quitar manchas de vino tinto

Eliminar manchas en textiles puede ser todo un quebradero de cabeza. Si no sabes como quitar manchas de vino tinto, de café o de sangre, puedes terminar tirando esa camisa que tanto te gustaba.

No hay que llegar a soluciones tan radicales, porque hay empresas dedicadas específicamente al tratamiento de la suciedad más difícil.

Manchas imposibles en textiles

En general, las peores manchas para los textiles son aquellas con capacidad de penetración. Por eso vamos a darte algunos consejos para evitar que esto ocurra.

Evita que las manchas penetren en los tejidos

Dependiendo del tipo de mancha, podrás evitar que penetre en los tejidos de un modo u otro. Por ejemplo, las manchas más acuosas pueden diluirse con agua y jabón.

Si la mancha es más densa, deberás utilizar algún absorbente. Es el caso del aceite, que conviene cubrir en talco o sal, para que absorban la sustancia.

Si eres de esas personas que siempre van preparadas, tal vez lleves encima quitamanchas. Lo cierto es que en las ocasiones en que sea importante que tu indumentaria esté impoluta, es una buena opción llevar quitamanchas encima.

«He seguido tus consejos, pero este lamparón no hay quien lo limpie»

Puede pasar que hayas intentado evitar que la sustancia penetre en la tela y pese a ello se haya hecho una con el tejido. Esto ocurre debido a la composición de cada sustancia.

Tanto su pigmentación como las grasas, proteínas, ácidos y almidones que la componen definirán la forma de interactuar de esa sustancia con el textil. En definitiva, la reacción química podría haber cambiado la composición de tu tela, lo que tiene muy mal remedio.

Una forma de no agravar la situación es evitando exponer la mancha al calor. Los lavados en caliente, planchados o secados podrían acelerar la reacción, y fijar la mancha.

Por eso, lo mejor es tratarla solo en frío hasta que acudas a un profesional.

Manchas indoblegables

En definitiva, las manchas persistentes pueden necesitar ser tratadas por un profesional. El problema de los químicos habituales es que insistir de un modo inadecuado puede llevar a dañar los tejidos.

Sin embargo, los profesionales disponen de maquinaria específica y productos industriales que pueden dar una segunda oportunidad al textil desmejorado.

Es el caso del lavado en seco y los productos de desmanchado, que requieren de cierta experiencia y pericia, pero pueden obrar verdaderas maravillas.

Por eso es importante acudir a profesionales con experiencia para eliminar este tipo de manchas.

Tres ejemplos comunes y muy difíciles de sacar

Café

Para limpiar las manchas de café, es recomendable lavar la prenda con agua tibia y jabón, lo antes posible. Puedes preparar un quitamanchas casero con vinagre o bicarbonato, si bien lo mejor es emplear productos específicos.

Vino

Cuanto más se seque la mancha de vino, más difícil va a ser eliminarla del textil. Por tanto, es muy importante evitar que la mancha se fije, con un paño de tela o sal. Si se utiliza sal sobre el tejido, lo mejor es eliminarla en cuanto haya absorbido la cantidad que haya podido.

Otras recetas caseras emplean leche, agua oxigenada, amoníaco o bicarbonato.

Sangre

En el caso de las manchas de sangre, el recetario es tan completo como con las manchas de vino. En este caso, hay quien recomienda también el uso de pasta de dientes, rascando con un cepillo y aclarando posteriormente con agua fría.

Si aprecias tu prenda o no quieres jugar a los químicos

Estos remedios caseros son buenos para telas sin demasiada importancia. Un mantel o una camiseta informal, por ejemplo.

Pero si lo que tienes que limpiar es una prenda elegante o delicada, aunque sepas como quitar manchas de vino tinto, nuestro consejo siempre es el mismo: acude a un profesional.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *