¿Cómo quitar manchas de sangre de la ropa y superficies?

Como ocurre con casi todas las manchas, cuanto más tiempo pasan en la ropa más difícil cuesta quitarlas. Entre estas manchas, una de las más complicadas de quitar son las de sangre. Por ello, en esta entrada te vamos a contar como quitar manchas de sangre de la ropa y de diferentes superficies.

3 formas: ¿como quitar manchas de sangre de la ropa?

Cuando están impregnadas, estas manchas son complicadas de quitar. Lo mejor que se puede hacer para eliminar el ‘manchón’ antes de lavar la prenda, pero eso no significa que no existan diferentes métodos o formas para quitar estas manchas, que pueden estar en tela o, por ejemplo, en la ropa de cama o las superficies. ¿Cómo podemos llegar a quitar estas manchas? A continuación, te contamos las tres formas más importantes.

Quitar sangre que esté fresca

Se puede realizar a través de los siguientes pasos:

1. Enjuagar la prenda con agua fría. Es uno de los métodos más fáciles para eliminar estas manchas, dando siempre buenos resultados. Podemos ayudarnos de una esponja o paño si la mancha está en alfombras o colchones. Nunca usar agua caliente.

2. Agua oxigenada. Es efectivo únicamente para manchas frescas. Eso sí, se debe usar con precaución. Para ello, se debe echar este tipo de agua sobre la mancha, aplicar varias veces y limpiar con espuma hasta que la mancha se elimine. Tras ello, lavar la prenda con agua fría o detergente.

3. Agua y sal para prendas delicadas. Debe ser rápido, usando pasta de sal y agua que sea ideal para deshacerse de las manchas de sangre.

4. Limpiar la mancha con jabón. No es necesario tener agua o sal a mano. Para ello se deben seguir estos pasos:

– Remojar el agua manchada con agua fría.

– Frotar con una gran cantidad de jabón. Posteriormente, frotar con fuerza.

– Frotar el área con fuerza y entre puños, formando buena cantidad de espuma.

– Enjuagar con agua fría y repetir este proceso hasta que la mancha se vaya.

5. Amoníaco. En este caso, podemos mezclar una cucharada de amoníaco con media taza de agua fría. Una vez que vertemos el producto sobre la mancha. Cuando desaparezca debemos enjuagar la prenda con agua fría.

Cómo quitar manchas de sangre seca

En este caso, retiraremos las manchas tras el accidente que nos cause el sangrado. Para ello, podemos retirar la sangre seca de las siguientes formas.

1. Uso de pasta de dientes sobre las telas o ropas. Es el más recomendado antes que la lavadora. En primer lugar, se debe aplicar la pasta de dientes, dejando que se seque la pasta por completo. Posteriormente, enjuagar con agua fría y, por último, lavar la zona manchada con jabón y volviendo a repetir el enjuague.

2. Uso de ablandador de carne. La sangre puede eliminarse por enzimas. Por ello, los ablandadores son efectivos cuando se aplican sobre estas manchas.

3. La saliva para las prendas delicadas. Para este tipo de prendas es la mejor solución, puesto que las enzimas descomponen las proteínas de la sangre.

Quitar manchas de superficies

Entre los siguientes lugares, destacamos los más importantes.

1. Limpiar la sangre de la madera. En la mayoría de estos casos simplemente bastará con un paño limpio y agua. En el caso de que el agua no sea suficiente, optaremos por un limpiatodo.

2. Quitar la sangre de las sábanas de satín. En este caso, este tejido debe contar con una cuidada manipulación. Es necesario el uso de agentes de eliminación suave como sal y agua fría, sobre todo si la sangre se encuentra fresca.

3. Quitar sangres del colchón. En el caso de los colchones, estos no se pueden poner en la lavadora. Asegura de usar cualquiera solución para la limpieza que nos ayude a eliminar la sangre, como por ejemplo la pasta de dientes.

4. Manchas en las alfombras. Se recomienda en estos casos el uso de agua para manchas menos delicadas. En el caso de manchas más graves se recomienda que se use esta solución con más cuidado.

5. Manchas en el cemento. Al ser poroso, la sangre se profundiza en el cemento, siendo más difícil de quitar. Un tratamiento especial con un químico es capaz de quitar las manchas del cemento.

6. Quitar manchas de la seda. En este caso, se recomienda eliminar manchas más suaves con productos como la sal, jabón y saliva. El uso de limpiadores como el amoníaco pueden dañar este tejido, por lo que no es recomendable el uso de este producto.

Ahora que conocemos como quitar manchas de sangre de la ropa y las superficies, es importante saber que si usamos diferentes productos debemos tener especial cuidado. Además, conocer cómo podemos retirar la sangre de tejidos, ropas o superficies es vital para que la mancha no quede incrustada durante mucho tiempo y los textiles queden dañados.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *